La escuela St.Ninians lucha contra la obesidad sumando km

El ser humano por desgracia muchas veces acostumbra a seguir el camino más fácil, aquel que no le supone ningún tipo de esfuerzo. La comodidad y los malos hábitos se apoderan de la sociedad, el sedentarismo crece y las dietas basadas en comida rápida se convierten en rutina. Es entonces cuando la obesidad hace acto de presencia, y cada vez con más fuerza. De hecho, la Organización Mundial de la Salud alerta que casi dos de cada 3 europeos tendrán sobrepeso en 2030.

España se sitúa entre los países donde se espera un incremento importante con aproximadamente un 30% de obesidad (hombres 36% y mujeres 21%) y un 70% de sobrepeso (hombres 80% y mujeres 58%).

En el pasado Congreso Europeo de Obesidad de Praga hecho en mayo de 2015, se afirmó que a quince años vista, en Irlanda prácticamente todos los adultos tendrán exceso de peso (hombres 89% y mujeres 85%). El caso de Gran Bretaña no pintaba demasiado mejor con un 74% para los hombres y un 64% las mujeres.

Delante de este sombrío panorama para la salud pública, la sociedad debería tomar consciencia y aplicar medidas. Está demostrado que las pequeñas acciones pueden obtener grandes resultados. Con esta premisa, la escuela de primaria St.Ninians de Stirling (Escocia) lucha contra la obesidad y promueve los buenos hábitos en sus alumnos. ¿Cómo? Pues sumando kilómetros, en concreto casi 2 al día.

En St.Ninians los maestros sacan a sus alumnos de las clases para salir a correr en un circuito de la escuela creado especialmente para los kilómetros diarios. Sin lugar a dudas, el mejor momento del día para los pequeños: escuchar las palabras “daily mile”, dejar sus lápices y rápidamente salir de clase para empezar a correr. No hay excusas para no salir, únicamente el hielo, la nieve o la fuerte lluvia puede pararlos.

No hay un espacio de tiempo marcado en el horario diario de los alumnos. Los profesores son quienes deciden el momento en que se hace la actividad, que suele durar unos 15 minutos alrededor de la escuela o en algún parque local.

Según el profesorado, los casi 2 kilómetros diarios han hecho mejorar notablemente la calidad física, el comportamiento y la concentración en clase.

“Los niños del St Ninians, no parecen tener problemas de obesidad; parecen felices y absorben la información más rápidamente” considera el Doctor Colin Moran, que actualmente lidera el estudio que demostrará los beneficios reales de la actividad.

Es por ello que el hecho de hacer una milla diaria (1,6 kilómetros) se está extendiendo por las escuelas de Gran Bretaña. De hecho, el modelo se  ha introducido en escuelas de London, Gateshead, Wales y otras partes de Escocia, mientras otras están planificando introducirlo en el próximo año académico. Solamente en Stirling, aproximadamente 30 escuelas han empezado o empezarán con los casi 2 kilómetros diarios.

“Recibo como mínimo dos correos al día de otras escuelas y autoridades locales preguntándome cómo lo hacemos. Lo más importa es que a los niños realmente les gusta, si no fuera así la actividad sería inviable” asegura la directora del St.Ninians, Elaine Wyllie.

Según el Health & Social Care Information Centre, 1 de cada 10 niños son obesos en Gran Bretaña cuando empiezan la escuela con 4 o 5 años. En cambio, en la escuela no hay ningún niño obeso.

El gobierno escocés también muestra su apoyo a esta iniciativa. Un portavoz del gobierno asegura que: el aprendizaje en la educación primaria se ve reforzada por iniciativas como la milla diaria, que puede estimular y apoyar a los padres en el fomento de hábitos saludables con sus hijos desde una edad temprana.

Una vez más se ven plasmados los beneficios que aporta la actividad física sobre la salud de las personas. El sumar kilómetros puede cambiar el futuro de una sociedad entera, aportando valores como el esfuerzo, los buenos hábitos y una vida sana.

Es fantástico ver que este tipo de iniciativas funcionan, y como demuestran que los cambios se producen desde la niñez. La “daily mile” del St.Ninians, un ejemplo de como la actividad física es un hábito que mejora la salud, el estado de ánimo e incluso la concentración de las personas, en este caso de los alumnos.

Observad la cantidad de beneficios que aporta la actividad física, y si estás sentado en el sofá levántate y muévete. Deja atrás el sedentarismo y dona paso a la actividad física. Tu salud lo agradecerá. Si encima sumas kilómetros y los donas en IWOPI lo agradecerán también las personas que hay detrás de nuestras causas. Vale la pena. Por ti, por otros, MUÉVETE Y DONA.

Núria Guirado
Núria Guirado
Content and Social Media Strategist
Recommended Posts
Comments
  • Fernand
    Responder

    Me parece un gran ayuda este tipo de actividades sobre todo para los niños.

Dejar un comentario

Sense nomimg_3039