Club Confines: “No hay mejor manera de ayudarme, que ayudando a los demás”

El Club Confines es más que un equipo de corredores. Descubrimos en ellos a un grupo de personas cuya pasión es el deporte y su motivación el aportar hacia una mejora global. Una familia que corre bajo una filosofía, que creemos que habla por si sola: #AyudandoMeAyudo.

Son los promotores de la causa #LDMconmiradasRett y están sumando sus kilómetros junto a toda la comunidad IWOPIER para poder llevar a cabo el proyecto: “Comunicadores dinámicos controlados con la mirada para niñas Rett”.  Con este harán más fácil la vida de las niñas con Síndrome de Rett y sus familias, ya que las ayudarán a comunicarse a través de sus ojos con sus  sus familias, amigos, personal especializado y compañeros.

Así es como se describe el Club Confines:

Mucho más que corredores. Tortugas, veteranos, guepardos y  jóvenes que unen sus zancadas hacia una mejora social. Disfrutan, corren y ayudan. Los que sonríen a la otra vida. Corredores nóveles y expertos que se suman al cambio desde la acción y con actitud positiva. Roqueros, Hípsters y clásicos. Corredores solidarios. La esencia y origen. Nuestro orgullo.

Vuestro lema es “Corredores Solidarios”. ¿A quién de vosotros se le ocurrió la idea de formar un club donde se conjugasen deporte y solidaridad?


Es una idea mía (Rubén Matilla). Por un lado el deporte forma parte de mí día a día, y la parte solidaria es algo vocacional. Desde casi un adolescente tuve esa inquietud social, y colaboré en algunos proyectos. Así que de forma natural siempre me rondaba por la cabeza de qué forma podría unir la actividad deportiva con mi aportación hacia una mejora social, y no vi mejor modo de hacerlo que en el Club Confines.

Tenéis un deportista de élite en vuestras filas, Víctor García. ¡Qué lujo! ¿Cómo se unió al Club Confines?

La verdad que sí. Un honor poder contar con él. Me puse en contacto con el antes de haber fundado el Club y tuvimos una conexión mutua al instante. Como anécdota, no olvidaré cuando me llamó para felicitarme por la iniciativa y me pregunto cuántos socios éramos, le dije que solo estaba yo, y me dijo: “lo hacemos”, quiero estar desde el principio. La verdad que me quedé alucinado, y me dejó claro sus ganas de hacer un club totalmente distinto con fines solidarios.

¿Cuál es su función en el club?

Es el director deportivo de Club. El, junto a la también entrenadora Rocío Benito, planifican todos los entrenamientos de nuestros corredores según su nivel  y objetivos. Están en contacto directo con los corredores para asesorarles en todo lo que necesiten, y también hacemos entrenamientos presenciales con ellos donde aparte de tener la oportunidad de conocer los secretos del atletismo de élite, son un disfrute total para todo el grupo.

#AyudandoMeAyudo una buena filosofía en la que basarse. ¿En qué consiste?

Para mi es una filosofía que suelo utilizar en casi todo. En el caso del Club Confines es muy sencillo, al ser socio del club, ayudas a colectivos en situaciones desfavorecidas, y obtienes una serie de ventajas como corredor y personales que no podrías acceder a ellas de forma individual. Así que no hay mejor manera de ayudarme, que ayudando a los demás.

Se alinea bastante con la nuestra. Compartir nuestro esfuerzo para inspirar a otras personas y convertirlo en un valor para generar cambios en nuestro entorno. ¿Fue la razón por la que os vinculasteis a IWOPI?

Exacto! Al conocer Iwopi, vimos claramente la similitud de nuestras filosofías, nos gustó mucho la labor que realizan, así que no vimos mejor forma que unir nuestras energías hacia una mejora global.

¿Cómo nos conocisteis?

Buscaba en internet  algún club de corredores con trasfondo solidario para poder inscribirme,  pero no hubo suerte, ahí fue cuando decidí que habría que crear el Club Confines. En esa búsqueda descubrimos  Iwopi  llevándonos una grata sorpresa.

Sois promotores de la causa #LDMconMiradasRett. ¿Por qué el Síndrome de Rett?

Tuvimos la oportunidad de ser invitados para ver la película documental Línea de Meta de la mano de Paola García Costas, y nos conmovió enormemente. No porque el coprotagonista (Josele) sea corredor, sino porque pudimos hacernos una idea de la situación, lucha y entrega a la que han de enfrentarse estas familias en su día a día. Nunca olvidaré la dureza de la situación cuando escuché que no se invierten en la enfermedad por que no es rentable. Es más beneficioso invertir en hacer un champú contra la alopecia. También soy padre y ponerme en su piel me puso de inmediato en acción para contribuir e ello.

whsbibanner-confines_v2-3

¿Qué fue lo que os llevó a querer ser los promotores de la causa y que queréis conseguir con ello?

Vimos la posibilidad de promover nuestra propia causa, que unido a nuestro deseo de querer  ser parte de esa suma para cambiar las cosas, vimos muy claro el pasarnos a la acción. Como objetivos tenemos dos muy concretos. El primero es dar la máxima visibilidad al Síndrome de Rett que nos sea posible, y el otro, el encontrar una empresa que patrocine la causa y poder conseguir los controladores de mirada que necesitan estas niñas de Valladolid. Para nosotros sería sin duda la máxima satisfacción.

Si alguno de nuestros iWOPIERS quisiera ser miembro del club, ¿qué debería hacer?

Nos encantaría! Simplemente tienen que ponerse en contacto con nosotros y elegir la forma con la que desean vincularse al Club. En nuestra web www.clubconfines.es tenemos diferentes planes para que puedan elegir la forma que más se adapte a sus necesidades. Confines no tiene límites, así que da igual la parte del mundo en la que se encuentren, si pertenecen a un club o si buscan uno, aquí nadie se queda fuera. Si quieres, puedes!

Núria Guirado
Núria Guirado
Content and Social Media Strategist
Entradas recientes

Dejar un comentario

img_3039libros