Manuel, un FINISHER en Sables #DonaMédulaDonaVida

Un pequeño-gran hombre, FINISHER de la prueba más dura del mundo en el desierto. Tenía un solo fin: concienciar sobre la donación de Médula Ósea.

“Con esta carrera quiero llamar la atención de lo fácil que es donar médula, que no es peligroso, es simplemente que te saquen sangre y si algún día te llaman, tendrás la suerte de poder SALVAR una vida y a lo mejor de un niño” dice Manuel Soto.

Solidaridad y deporte vuelven a juntarse para escribir juntos la historia de un chico de 16 años. Un héroe que combatió y ganó la batalla a dos Linfomas de Hodgkin (un cáncer que se origina en los glóbulos blancos) y ahora ha vencido a las arduas dunas de la Maratón De Sables en el Sáhara Marroquí. No lo ha hecho solo, le ha acompañado su padre, ahora 4 veces finisher de la prueba en cuestión, con el que comparte nombre y un instinto de superación y voluntad inquebrantables.

La Maratón De Sables, el sueño de todo ultrafondista, la meca de la larga distancia en el desierto y la manera de Manuel para mostrarle a sus amigos de la planta oncológica infantil del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla que de aquellas habitaciones se puede salir, curarse, y si quieren y lo sueñan también participar en la prueba más dura del mundo.

“Si papa se la dureza, lo sé todo, he visto tus fotos, he visto los pies de los corredores llenos de ampollas,  sé lo que estoy diciendo, se también lo que es enfrentarme dos veces a un Linfoma de Hodgkin, dos tratamientos de quimioterapia, dos caídas de pelos, se lo que es la radioterapia, no poder salir, no poder ir al colegio, no poder ir al cine, no poder salir con mis amigos, se lo que es engordar diez kilos por la medicación, se lo que hay en la planta de Oncología y se lo mal que lo pasan los niños allí, por eso quiero ir a la Maratón De Sables. ¡Papa! ¿Ir allí es más duro que todo eso?” argumentaba Manuel hijo.

Quien encuentre argumentos para rebatir la propuesta de Manuel, que venga y nos los cuente. La dureza y lucha que existe en una planta de oncología infantil no es comparable a nada. El siguiente paso, opiniones y autorizaciones de médicos y psicólogos de que Manuel hijo podía llevar a cabo la Maratón De Sables. Todos dieron el visto bueno. Manuel se convertiría en el chico más joven en participar en la Maratón de Sables, ahora en acabarla.

“Como corredor de ultrafondo, se que un niño de dieciséis años no está preparado para enfrentarse a dicha locura, lo sé y eso se lo he explicado a él, me ha costado que llegue a comprender, que su Maratón De Sables ya ha empezado y que llegara a su meta en el momento que el director de la carrera -Patrick Bauer- de la salida en la primera etapa, todo lo que pase a partir de ese momento ya no tendrá importancia,  habrá conseguido tantas donaciones de medula ósea como kilómetros, esa es su carrera y su ilusión, que con su proyecto, muchas personas van a saber que es donar medula ósea,  que su iniciativa pude salvar vidas, de niños o de padres, qué más da, vidas al fin y al cabo” decía Manuel padre.

La carrera dio el pistoletazo de salida el pasado 10 de abril y llegará a su fin mañana con una etapa no competitiva y solidaria. Padre e hijo, “los Manolos”, dorsales 484 y 483, han volado por las arenas, construyendo un vínculo de acero. Hoy se han convertido FINISHERS de la Maratón De Sables.

Para quien no lo sepa, la Maratón De Sables es una carrera a pie, con un muy alto nivel de exigencia. Tiene una distancia total de 245 kilómetros y se divide en 6 etapas que van desde los 38 kilómetros hasta los 82. Además, se desarrolla bajo un régimen de autosuficiencia, lo que obliga a cada participante a llevar consigo todo su equipo.

Esta ha sido su llegada:

Para iWOPI, esta pareja de padre e hijo llegaron a la meta antes de empezar. Ganaron más que el oro desde que oyeron en la salida de la primera etapa el “Highway to Hell” de AC/DC a pleno volumen en el desierto, preparados para sumar sus kilómetros solidarios.

 

Núria Guirado
Núria Guirado
Content and Social Media Strategist
Entradas recientes

Dejar un comentario

PAY-Elaine-Whyllieclubconfines-team