Vanessa y la diabetes conquistan el techo del Kilimanjaro

Nadie lo dudaba. Todos la apoyábamos. Lo consiguió. Vanessa Guijarro llegó a lo más alto del Kilimanjaro, el pasado 7 de septiembre. Para esta mamá de 3 hijos, su enfermedad, es diabética de tipo 1, se convirtió en motivación. Con su reto, quiso demostrar a todo el mundo que la diabetes es sólo una mochila que llevar. Quería mostrarle a sus pequeños, uno de ellos también diabético, que se puede conseguir lo que uno quiera aunque les cueste mucho más esfuerzo por el hándicap de su enfermedad. Con esfuerzo, voluntad y pasión no hay límites que no se puedan superar.

Esta mamá luchadora subió a la montaña más alta de África para demostrar a los que viven su misma realidad que si se quiere se puede. Nosotros, los iWOPIERS, la acompañamos en el camino. Donamos 400.000km solidarios a su causa #MamáDiabetesKilimanjaro. Ahora ella nos cuenta su aventura.

vanessa22

Recordemos ese momento de tocar la cima del Kilimanjaro. ¿Qué es lo primero que se te viene a la cabeza? 

“He llegado… Sí, lo he conseguido”. Se resbalaron dos lágrimas pero no fui capaz ni de llorar. La respiración era necesaria para estar allí arriba e inmortalizar ese momento.

Y en esa cima no faltaban en forma de fotos tus hijos.

Sí, sin duda son ellos mi motivación. Para mí, llevar la foto de mis hijos a la cima es como subirlos al podio en unos Juegos Olímpicos. Es lo máximo que se puede alcanzar.

vanessa6666

 

¿Qué les querías demostrar?

Que todos podemos conseguir lo que nos propongamos. Quizá cuesta sí, pero con mucho sacrificio se puede. Hay que luchar por lo que queremos y hay que ser valiente y luchador.

¿Qué nos puedes contar de esa aventura a la cima del Kilimanjaro?

Realmente ha sido una aventura fascinante. He realizado la ruta Lemosho, que me ha permitido ver el Kilimanjaro desde lejos e ir acercándome sin perder de vista su cumbre mientras el paisaje que te rodea va cambiando. Me sentí muy bien físicamente y no tuve ningún problema con la altura, que es el gran hándicap de esta montaña. Hasta Barafu Camp no me resultó costoso.

vanessa11

Pero el día de la cima ya es otra historia.

Sí, ese día fue duro. Salir a las doce de la noche con una temperatura muy fría y andar por una pendiente sobre un suelo de piedra no fue cómodo. Además, el aire nos empezó a azotar a las 2:30h de la madrugada. A una temperatura de -25ºC y con aire, realizar un alto en el camino es muy incomodo. Pero como allí dicen “Pole, pole”, nos amaneció en Stella Point (5,685m). Y ya en 30 minutos estábamos en la cima. La falta de oxígeno se nota mucho y el cuerpo sufre aunque no tengas ni vómitos ni dolor de cabeza.

Pero tú tenías un serio hándicap, la diabetes. ¿Cómo llegó a afectarte? 

Para realizar el reto sin contratiempos llevaba el medidor continuo de glucosa Dexcom G4, ya que sufro de hipoglucemias asintomáticas y realizando deporte de larga duración no podía jugármela. Gracias a este aparato los continuos controles son más fáciles. También tuve que realizar entrenamientos previos para adelantarme y ver como respondía mi cuerpo y mi diabetes y así llevar una pauta nutricional adaptada. Tuve problemas básicamente de hiperglucemias, pero lo importante es saber cómo solucionarlo.

Y en el equipaje no faltaron tus medicamentos para el día a día. 

Me regalaron unos envases que permiten mantenerlos en frío, también el glucagón y los llevé siempre conmigo para que no tuvieran ningún percance.

Un reto que nos debe hacer aprender mucho.

Si algo he querido transmitir con esta ascensión es que si uno quiere conquistar algo, puede hacerlo. Si se quiere, se puede. Siempre.

vanessa55

¿Crees que la solidaridad es clave para seguir investigando?

Sí, la solidaridad, pero por desgracia también el dinero. Si no hay dinero, no se invierte en investigaciones. Somos un colectivo muy grande si contamos personas con diabetes tipo 1 y tipo 2 y no nos morimos si nos controlamos bien. Pero mantener un buen control supone mucha atención, estar 24 horas al día y 365 días al año sin perder el horizonte.

Ese dinero que tantas veces hace falta y tan difícil es de conseguir. 

Voy a dar mi opinión y puede que no guste pero es lo que yo pienso. Las empresas farmacéuticas mueven mucho dinero, pero somos un negocio para ellas. Gastamos toda la vida fungibles y bien controlados no hay problemas. Yo creo que no se encuentra porque no interesa. Yo llevo 30 años con la diabetes de compañera y se han conseguido muchos avances tecnológicos para mejorar la calidad de vida, pero la cura.. La cura no la veo.

¿Falta información y más concienciación en la sociedad actual?

Las personas que sufrimos diabetes nos entendemos. Entendemos cual es nuestra realidad y nuestro desgaste. Pero quien no lo tiene cerca puede tener conocimientos pero no llega a sentir lo que supone tener que bregar con ella todos los días. Y en mi caso, tengo la sensación que a veces las empresas ajenas a la diabetes son más susceptibles a echar una mano que las que están totalmente vinculadas a la enfermedad.

Finalmente, 2.544 iWOPIERS donaron 400.075 km para apoyarte en tu ascenso al Kilimanjaro. ¿Te esperabas tal respuesta?

Ni mucho menos y es muy gratificante ver que la gente se anima a participar. Hubo personas que se pusieron en contacto conmigo y habían creado hasta “miniretos” familiares para conseguir donar un número de kms a mi causa. Creo que ha sido una iniciativa muy bonita.

vanessa11

Pero la lucha continúa. ¿Qué más podemos hacer para seguir apoyando la investigación de la diabetes?

Por un lado, es importante ayudar a encontrar patrocinios económicos a personas anónimas que se plantean retos vinculados al deporte, con valores de superación y que estén bien planteados. Y, sin duda, ayudar a darles visibilidad en las redes como habéis hecho conmigo. Por otro lado, intentar conseguir que las empresas farmacéuticas inviertan más en investigación a cambio de vuestras publicaciones en las redes sociales, por ejemplo.

¿Pasados unos días qué imagen sigue intacta en tu retina?

Me quedo con dos imágenes. La de levantar la cabeza del suelo y ver al fondo la cima. Algo impagable. Y la segunda, en Barafu Camp en plena noche, con las luces de Moshi a tus pies y a tu espalda el resplandor de la nieve de la cima brillando con la luna.

vanessa33

¿Tu próximo reto ya está en camino?

(Ríe) Los tenía… Ahora acabo de aterrizar y hay que escribir un libro y digerir la experiencia. Ahora toca superar mi reto diario, que es sacar adelante a mis tres hijos junto a mi marido. Pero está claro que si hay patrocinios económicos, mi cabeza ya tiene varias ideas.

 

Núria Guirado
Núria Guirado
Content and Social Media Strategist
Entradas recientes

Dejar un comentario

Best_for_the_worldTODO